EL SELLO, EL CARTERO Y EL VIEJO POETA

postino

Hace muchos, muchos años, vivía un cartero en una isla negra. Aquel cartero sólo tenía una tarea, y era entregar las cartas a un viejo poeta que vivía exiliado en aquella roca en medio del Pacífico con su bella esposa, Matilde.

El cartero y el poeta se hicieron buenos amigos. Al poeta le fascinaba la inocencia de Mario, a quien le enseñaba “metáforas” para conquistar a su amada. Mario, a cambio, le entregaba cada día sus cartas, entre otras, aquella del 21 de Octubre de 1971 que anunció a Neruda que le había sido concedido el Premio Nobel de Literatura.

Y siendo éste un blog de viajes, ya viene siendo hora que rindamos tributo al elemento que más ha viajado a lo largo de los tiempos. que ha permitido dar alegrías, como la carta que le llegaba a Neruda, comunicar tristezas, iniciar noviazgos, acabar con otros, y ese no es otro que el sello… El sello tiene una historia curiosa:

Cuenta la historia que en el siglo XIX, las cartas las pagaba el destinatario en función de los kilómetros recorridos. De esta forma, cuando alguien recibía una carta, debía desembolsar la cantidad correspondiente si quería conocer que había en el interior.

Según la leyenda, en el año 1835 un profesor inglés, Rowland Hill, que viajaba por Escocia se aprestó a descansar en una posada. Mientras se calentaba en la chimenea vio cómo el cartero de la zona entraba en la casa y entregaba una carta a la posadera. Ella tomó la carta en sus manos, la examinó atentamente y la devolvió al cartero alegando: Como somos bastante pobres no podemos pagar el importe de la carta, por lo que le ruego que la devuelva al remitente. Al oír aquello, surgió en el corazón de Hill un impulso de generosidad y movido por ese impulso ofreció al cartero el importe de la misiva, pues no quería que por falta de dinero se quedara la buena mujer sin saber las noticias que le pudieran llegar en dicha carta. El cartero cobró la media corona que costaba, y entregó la carta a la posadera, saliendo a continuación para seguir su recorrido.

La posadera recogió la carta y la dejó sobre una mesa sin preocuparse en absoluto de su contenido. Luego se volvió al generoso huésped y le dijo con amabilidad: Señor, le agradezco de veras el detalle que ha tenido de pagar el importe de la carta. Soy pobre, pero no tanto como para no poder pagar el coste de la misma. Si no lo hice, fue porque dentro no hay nada escrito, sólo la dirección. Mi familia vive a mucha distancia y para saber que estamos bien nos escribimos cartas, pero teniendo cuidado de que cada línea de la dirección esté escrita por diferente mano. Si aparece la letra de todos, significa que todos están bien. Una vez examinada la dirección de la carta la devolvemos al cartero diciendo que no podemos pagarla y así tenemos noticias unos de otros sin que nos cueste un penique.

En 1840, Rowland transformó el sistema postal y se aprobó el franqueo del mismo, es decir, que a partir de ese momento pagara el remitente.

Y esta es la curiosa historia del sello, y solo podría acabar este minirelato de una forma…. adelante maestro:

Desnuda eres tan simple como una de tus manos, 
Lisa, terrestre, mínima, redonda, transparente, 
Tienes líneas de luna, caminos de manzana, 
Desnuda eres delgada como el trigo desnudo.

Desnuda eres azul como la noche en Cuba, 
Tienes enredaderas y estrellas en el pelo, 
Desnuda eres enorme y amarilla 
Como el verano en una iglesia de oro.

Desnuda eres pequeña como una de tus uñas,
Curva, sutil, rosada hasta que nace el día 
Y te metes en el subterráneo del mundo
Como en un largo túnel de trajes y trabajos:
Tu claridad se apaga, se viste, se deshoja 
Y otra vez vuelve a ser una mano desnuda.

Pablo Neruda

Anuncios

Acerca de Blog de laguiatravel.com

Blog de Laguiatravel.com
Esta entrada fue publicada en Minirelatos variados. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s