LA GUATEMALA QUE CAMBIO MI VIDA

14

En el verano de 2009 como Cooperante a Guatemala. Allí, junto con cinco amigos, fuimos destinados a Momostenango, cerca de la región mejicana de Chiapas.

Durante nuestra estancia visitábamos comunidades indígenas escondidas por la frondosa selva guatemalteca. Y tras un largo camino, divisábamos niños que huían despavoridos al ver a aquel equipo de cooperantes tan extrañamente vestidos. Sus minúsculas comunidades estaban hechas del mismo adobe que cubría su piel, y su pequeña escuela rara vez no era un establo que a menudo compartían con gallinas.

En una ocasión, visitamos el Paraje Panictacaj. Para llegar a allí, tuvimos un largo trayecto atravesando un cementerio que destacaba por sus tumbas coloridas, por los montículos donde se enterraban los “sin nombre”, y por la ceniza a los pies de los tumultos, donde los familiares de los fallecidos hacían sus rituales para recordarlos. Los niños hacían diariamente aquel trayecto.

Al llegar, algunas niñas salieron corriendo de sus clases a abrazarnos y besarnos. Ya nos conocían de Momostenango, dado que nuestra llegada había sido un acontecimiento en un lugar abandonado por políticos y oenegés, donde nosotros éramos los primeros europeos en visitarlos tras años de guerrilla y olvido.

Antes de marchar, una niña que no quiero olvidar nunca su nombre, Belinda, de 8 ó 9 años, me tocó la mano y me susurró: “Señor, ¿cómo puedo hacer para ir a España, si nosotros somos de escasos recursos?”. No supe qué responderle, sólo le insistí en que estudiase para conseguirlo, pero me dolió pensar en mi mentira. Quizá Belinda tuviera que ser otra “papeles mojados”…el duro camino de las “guatemalas” del mundo: aspirar a cruzar el mar en cayuco, o saltar la vieja verja que separa Méjico de Estados Unidos.

Si quieres leer más, visita http://www.laguiatravel.com/guatemala.html

Anuncios

Acerca de Blog de laguiatravel.com

Blog de Laguiatravel.com
Esta entrada fue publicada en Guatemala. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a LA GUATEMALA QUE CAMBIO MI VIDA

  1. Nuria Barrasús dijo:

    Seguro que Belinda sigue tu consejo.
    Acabas el relato explicando las sensaciones y los sentimiemtos encontrados, decirte que parte de ellos los he captado perfectamente.
    Será muy poco comparado con lo vivido, pero están, gracias!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s