EN TIERRA DE NADIE: CISJORDANIA

7

Llegamos a Ammán sobre las 5 de la madrugada y desde allí, nos comunican que hay cambio de planes y que saldremos para Jerusalén en una hora, ciudad que íbamos a visitar el último día, pero de haber sido así, habríamos estado limitados al coincidir con su Sabbath.

Un coche nos recoge en Ammán y nos lleva a la frontera jordana, donde nos piden los pasaportes en una garita destartalada. Posteriormente nos dejan solos coger un autobús con el que cruzaremos el puente de Hussein, un puente en “tierra de nadie” que separa Jordania de Israel. Al cabo de media hora llegamos a la frontera. No sabemos qué tenemos que hacer y tampoco tenemos a nadie de la agencia que nos guíe. Empiezo a lanzar fotos para recordarlo, sin embargo, me llaman la atención unos militares. Los militares no superan los veinte años pero tienen el odio de uno de cuarenta.

Pasamos un primer control de las maletas, después un detector de metales y posteriormente un detector de bombas, donde nos rocían con un gas inodoro que entiendo que es el elemento que detecta el explosivo. Al fin, llegamos a la aduana donde tenemos que rellenar un formulario y contestar a las preguntas de unos funcionarios. A continuación, pasamos a una sala donde un policía judío con cara de pocos amigos, levanta la voz a los palestinos que se amontonan en una sala adjunta. A nosotros, como turistas, nos hacen pasar a una taquilla donde, como no, nos ponen problemas. Hago de intérprete del grupo y al final solucionamos el problema que había surgido con nuestras maletas. Tampoco sabemos si hay un guía de la agencia esperándonos afuera y la gente se impacienta tras las dos horas de trámites, rodeados de militares con el dedo en el gatillo.

Afortunadamente, encontramos a dos guías judíos ya fuera de la aduana. La primera, Tiki, judía de ascendencia argentina. El segundo, Samuel, teniente coronel del ejército judío, tal y como se nos presenta, y continúa orgulloso: “…y combatiente en seis guerras”.

Nos dirigimos a Jerusalén a través de los desiertos cisjordanos, desde donde distinguimos aldeas beduinas. Por el camino veo los carteles que indican la dirección a las ciudades bíblicas de Jericó, Belén…al otro lado del muro.

Si quieres leer más, visita http://www.laguiatravel.com/tierra_santa.html

Anuncios

Acerca de Blog de laguiatravel.com

Blog de Laguiatravel.com
Esta entrada fue publicada en Israel, Jordania, Palestina. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s